The Bund'1920x540'1

Shanghai Guía de viajes

La ciudad más poblada de China, y una de las más grandes del mundo, Shanghai tiene una energía muy diferente a cualquier otro municipio en el país.

Hogar del segundo edificio más alto del mundo, su horizonte futurista es reconocible al instante. Sin embargo, no es solo la infraestructura innovadora lo que hace que la ciudad sea un destino único; la historia innegablemente turbulenta de Shanghai también ha dejado su huella en la metrópoli, que cuenta con una mezcla única de cultura oriental y occidental.

El resultado de esto es fascinante: puede explorar la arquitectura colonial del Bund mientras contempla el deslumbrante horizonte de Lujiazui al otro lado del río; puede encontrar templos budistas y galerías de arte contemporáneo lado a lado; puede probar la cocina tradicional de Shanghai para el almuerzo y luego cenar en un restaurante italiano con estrellas Michelin para la cena. Shanghai es una ciudad diversa y animada con muchas cosas que hacer, desde un amanecer hasta el siguiente.

Esenciales y consejos de viaje

Shanghai representa visual y culturalmente la complicada relación entre China y Occidente. Después de haber estado sujeta a la influencia británica, estadounidense, francesa, italiana y japonesa a lo largo de los años, la historia de la ciudad está inevitablemente contaminada por la guerra y la opresión, y los resultados se pueden ver en su arquitectura y cultura local.

Puxi (el área al oeste del río Huangpu) es el corazón cultural de Shanghai. Aquí encontrará el Bund, el famoso paseo marítimo de la ciudad y la encarnación del Shanghai colonial. El Bund presenta docenas de hermosos edificios coloniales antiguos, que incluyen imponentes bancos y exquisitos hoteles. Por la noche, una exhibición impresionante del desarrollo moderno de China se presenta al otro lado del río, con luces de neón brillantes y coloridas que iluminan los rascacielos apretados. Para obtener las mejores vistas de ambos lados del río, tome uno de los muchos cruceros turísticos que recorren el río Huangpu.

La mejor manera de ver el área que rodea el Bund es simplemente dar un paseo por los mejores restaurantes y boutiques de Shanghai, muchos de los cuales se encuentran a lo largo de la famosa calle comercial peatonal de la ciudad, Calle Nanjing.

La nueva área de Pudong (al este del río Huangpu) es el sitio del horizonte moderno e icónico de la ciudad y el dinámico distrito financiero. Aquí, puede pasear entre un verdadero bosque de rascacielos, incluyendo la Torre de Shanghai de 632 metros, el segundo edificio más alto del mundo. A 546 metros, la plataforma de observación de la Torre de Shanghai no solo es la más alta del mundo, sino que también se puede llegar a ella a través del ascensor más rápido del mundo, ¡viajando a una velocidad récord de 74 km/h!

En Pudong también puede disfrutar de una bebida tranquila entre las nubes en el lujoso salón de cócteles Cloud 9 en el piso 87 de la Torre Jin Mao, o mirar a los peatones a través del piso de vidrio de la futurista Torre de TV Perla Oriental.

Aunque el horizonte de Shanghai grita "moderno", a la ciudad no le faltan elementos más tradicionales. El famoso Jardín Yuyuan, hogar de clásicos jardines de rocas chinos y fascinante paisaje, es un excelente ejemplo del rico patrimonio de la dinastía Ming de Shanghai y ofrece un agradable retiro del ajetreo y el bullicio de la ciudad. Mientras esté allí, asegúrese de visitar el salón de té Huxinting, junto a la entrada del jardín, que es uno de los más famosos de China.

Ninguna visita a Shanghai está completa sin explorar los caminos arbolados y las serpenteantes callejuelas de la Antigua Concesión Francesa, un ejemplo más de la intersección única de culturas e influencias de Shanghai. Hoy en día, las calles de la Concesión Francesa cuentan con fantásticas áreas modernas de compras y entretenimiento ubicadas en antiguos edificios coloniales con mucho encanto europeo.

Dentro de la Concesión Francesa, los callejones zigzagueantes de Tianzifang, alineados con edificios tradicionales de estilo shikumen, están poblados con una fantástica combinación de modernos cafés, galerías de arte y boutiques extravagantes. Xintiandi, aunque más comercializado, también alberga varias tiendas y restaurantes excelentes.

En el corazón de Shanghai se encuentra Plaza del Pueblo, otra de las atracciones más populares de la ciudad. Esta gran plaza, bellamente ajardinada es el sitio de una serie de museos de clase mundial, así como el bullicioso Parque del Pueblo. Aquí encontrará el Museo de Shanghai, hogar de una de las mejores colecciones de artefactos chinos del mundo, y el Museo de Planificación Urbana de Shanghai, que alberga un fantástico modelo 3D de Shanghai del futuro.

Junto a estos museos sdestacan el Museo de Arte de Shanghai y el Museo de Arte Moderno de Shanghai. Ambos exhiben una variedad de obras de arte modernas chinas e internacionales; el Museo de Arte está ubicado en un antiguo hipódromo y vale la pena visitarlo para ver la arquitectura.

Shanghai también está llena de sitios religiosos interesantes, desde templos budistas centenarios, como el animado Templo del Buda de Jade, hasta fascinantes ejemplos de la herencia judía de los siglos XIX y XX.

El delicado equilibrio entre el pasado turbulento de esta ciudad en constante evolución y su próspero futuro hacen de cualquier visita una experiencia única y educativa. Con una rica historia y cultura, restaurantes y bares de clase mundial y boutiques, Shanghai realmente lo tiene todo.

Comer en Shanghai

Aunque técnicamente es la más joven de las ocho principales cocinas regionales de China, la historia gastronómica de Shanghai data de hace 400 años. La característica definitoria de la comida de Shanghai es la dulzura equilibrada, y los mariscos son uno de los ingredientes básicos. Tradicionalmente conocida como la cocina de Benbang, los platos de Shanghai han sido fuertemente influenciados por el comercio internacional que pasa a través de su activo puerto. La ciudad es hogar de varias calles famosas de comida, como Huanghe (cerca del Parque del Pueblo) y antigua calle de comida de Qibao. Si usted se cansar de la cocina local, puede encontrar restaurantes que sirven casi cualquier cocina de todo el mundo.

El bocadillo más emblemático de Shanghai es xiaolongbao, también conocido como albóndigas en sopa. Encontrado en toda China pero supuestamente inventado en Shanghai, estas pequeñas albóndigas se rellenan tradicionalmente con carne de cerdo y caldo de carne de cerdo en gelatina, que se funde en una sabrosa sopa durante el cocido al vapor. Otros platos por excelencia para probar en Shanghái son el cangrejo al vapor, el pescado ahumado y el pollo de mendigo (compuesto por pollo jugoso y asado a fuego lento).

Vida nocturna de Shanghai

Desde bares de alta gama hasta microcervecerías, y todo lo que hay en el medio, Shanghai tiene algo para todos los gustos de la vida nocturna. Los cócteles, en particular, están en todas partes. Esta gama de opciones para beber, junto con la escena culinaria multicultural de la ciudad, la convierte en una experiencia sensorial emocionante.

Bares/discotecas: el horizonte de Lujiazui y los bares de azotea realmente son un casamento perfeito. Para la experiencia por excelencia de Shanghai, diríjase a Bar Rouge, el famoso bar de azotea que está a la altura de su reputación.

Asegúrese de dirigirse al Bund durante las horas de la tarde para disfrutar de la impresionante vista del horizonte icónico de Shanghai iluminado con luces brillantes. Otra exhibición nocturna fascinante es la variedad de coloridos letreros de neón que iluminan la Calle Nanjing.

Mejor momento para viajar a Shanghai

Shanghai tiene cuatro estaciones distintas, con una diferencia significativa de temperatura entre la parte más calurosa del verano y las profundidades del invierno. En verano, las temperaturas pueden alcanzar 30°C. En los meses más calurosos de julio y agosto, la humedad es de alrededor del 80% y la mayoría de las precipitaciones de Shanghai se producen durante este período. En invierno, las temperaturas a veces pueden caer por debajo del punto de congelación y las condiciones tienden a ser grises y opacas, aunque no se producen nevadas. La primavera (de marzo a junio) es quizás el mejor momento para viajar a Shanghai, con condiciones climáticas moderadas pero variables. El otoño (septiembre a noviembre) también tiende a ser moderado, con un clima soleado y seco. Por veces un o otro tifón puede golpear la ciudad entre julio y septiembre.

Transporte

Como la ciudad más grande de China, Shanghai está muy bien conectada con el resto del país y del mundo, por tierra y aire.

Vuelos: el Aeropuerto Internacional de Pudong (PVG), ubicado a unos 45 km del centro de la ciudad, es el centro de Shanghai para vuelos internacionales. La mayoría de los vuelos domésticos parten del aeropuerto de Hongqiao (SHA), que está más cerca del centro de la ciudad y es atendido por las líneas de metro 2 y 10. Un taxi hasta el aeropuerto tomará aproximadamente 50 minutos, dependiendo del tráfico. Un vuelo a Beijing toma 1 hora y 30 minutos, Guangzhou y Xian duran aproximadamente 2 horas, y Chengdu tarda aproximadamente 2 horas y 30 minutos.

Trenes: hay tres estaciones de tren principales en Shanghai, la estación de tren de Shanghai (salen trenes a la mayoría de los destinos principales), la estación de tren Shanghai Sud y la estación de tren Hongqiao (el centro de trenes de alta velocidad Shanghai-Beijing). El tren de alta velocidad demora aproximadamente 5 horas y se detiene en Nanjing en el camino. Tenga en cuenta que la ruta de vuelo Shanghai-Beijing es notoria por las demoras, por lo que a menudo es más eficiente tomar el tren, que normalmente se ejecuta a tiempo.

Dentro de Shanghai, la mejor manera de navegar por las calles a veces abrumadoras de la ciudad es el metro. El metro conecta las principales áreas y atracciones, y la tarjeta de transporte que puede comprar para el subterráneo puede, muy cómodamente, usarse también para pagar taxis y autobuses (así como en algunas tiendas de conveniencia).

Explorar más

Shanghai es una gran plataforma de lanzamiento para explorar los cercanos pueblos de agua de Tongli, Zhouzhuang y Zhujiajiao. Los residentes de estas zonas con encanto utilizan las vías fluviales locales, como otras ciudades utilizan callejones, al igual que los venecianos (dando a los pueblos de agua el apodo colectivo de la "Venecia del Este"). Las pequeñas embarcaciones transportan a los visitantes a lo largo de los ríos serpenteantes bajo puentes escalonados. No se pierda la oportunidad de comer platos locales en uno de los restaurantes al aire libre a lo largo de las orillas de los canales (si el tiempo lo permite, por supuesto). Para aquellos interesados en explorar todos los mejores pueblos de agua de la región, recomendamos encarecidamente nuestro tour Triángulo Shanghai-Suzhou-Hangzhou.

Tours populares en Shanghai


Personalizar un viaje que incluya una visita a este destino

Forma de solicitud

¡Comencemos! Llena esta forma para ayudarte a planear tu aventura en China

Responderemos su solicitud por correo electrónico dentro de un día hábil

SUBIR